Este blog es el resultado de un largo trabajo de recopilación de información sobre una serie de plantas aromáticas, condimentarias y medicinales. Podréis encontrar datos sobre condiciones ambientales, multiplicación, recolección, partes útiles, propiedades medicinales, usos culinarios, curiosidades... Los dibujos son de una buena amiga, y las láminas incorporadas son de uso libre y diversa procedencia.
Esta información en ningún caso sustituye al diagnóstico ni al tratamiento del profesional de salud competente; se da por hecho que cada persona buscará el asesoramiento adecuado ante cualquier problema de salud, y contrastará con los profesionales correspondientes los datos que pudiera extraer de este blog.
Cualquier aportación, sugerencia o similar será bienvenida: entre todos podemos enriquecer el blog para aumentar su utilidad. Estas aportaciones serán recogidas en los comentarios y su autenticidad será responsabilidad de los autores de dichos comentarios.

viernes, 11 de abril de 2014

SAÚCO (Sambucus nigra)


CONDICIONES AMBIENTALES:

Arbusto o arbolillo de hasta 10 m de altura que vive en suelos húmedos y ricos en nitratos en bosques, márgenes de ríos, setos e incluso vertederos. Desde siempre está considerada como planta medicinal.
Florece en primavera-verano y sus flores desprenden un agradable y peculiar olor que atrae a las abejas, moscas y mariposas, insectos que se ocupan de la polinización.



MULTIPLICACIÓN:

La planta se propaga con facilidad al retoñar de su cepa, y los pájaros se encargan de la diseminación de las semillas al comer su fruto maduro.
Se multiplica por estacas recogidas en primavera u otoño. En verano pueden enraizar en aproximadamente 90 días, mientras que en invierno pueden tardar unos 150 días.

RECOLECCIÓN:

Para recolectar las flores (primavera u otoño), se corta toda la inflorescencia con tijeras y se la coloca sobre un cañizo con las flores hacia abajo, sometiéndolas a un rápido secado en un lugar sombreado y bien ventilado. Una vez desecadas se desprenden y se guardan en recipientes herméticos o sobres bien cerrados, en un lugar seco.
Las hojas  de los brotes tiernos cortadas en primavera también se secan sobre cañizos.
La corteza se recolecta en el otoño, debe secarse al sol y conservarla en recipiente seco y hermético.
Los frutos se recogen a final del verano o en el otoño; pueden comerse frescos pero bien maduros (ya que verdes son tóxicos) o secarlos al sol y guardarlos igual que la corteza. Con ellos se elaboran mermeladas, jarabes y vinos.

PARTES ÚTILES: Flores, frutos, hojas, corteza y madera.

USOS CULINARIOS:

Con los frutos se preparan mermeladas y jaleas. Con sus flores, buñuelos o un vino espumoso al que proporcionan un agradable perfume.

Receta de vino de saúco:

4,5 l agua
1.25 kg azúcar caña
Zumo de 4 limones
1 cáscara de limón
8 cabezas grandes de flor de saúco frescas
40 ml de vinagre de vino blanco

Llevar a ebullición el agua (poner algo más porque se evapora), disolver en ella disolver el azúcar. Enfriar y añadir las flores, los limones en rodajas y el vinagre. Dejar reposar 1 día tapado con un paño. Colar estrujando las flores. Esterilizar botellas y rellenar.
Dejar reposar de 10 a 14 días para que se pueda consumir en su punto.

Receta de mermelada de saúco:

Recoger los frutos bien maduros y calcular 1/4 parte más de pulpa que de azúcar (750 gr. de azúcar por kg. de pulpa). Debe cocerse a fuego lento y remover constantemente.
  
PROPIEDADES MEDICINALES:

La infusión de flores secas se usa para tratar los problemas respiratorios en resfriados, procesos gripales o bronquitis, aliviando la tos y reduciendo la fiebre por ser sudorífica. Las flores en forma de vahos descongestionan las fosas nasales y tienen propiedades expectorantes. También se utiliza en afecciones renales y como astringente ocular en baños de ojos.
La infusión de flores vertida en el agua de baño le da un carácter refrescante y contribuye a curar imperfecciones de la piel (rozaduras, granos, inflamaciones…), y también se usa para eliminar manchas de la cara; de hecho, con las flores se elaboran cremas para limpieza del cutis.
Los frutos son ligeramente laxantes, y forman parte de tisanas adelgazantes. Son también útiles para tratar trastornos nerviosos ligeros como insomnios, migraña, dolores de cabeza e inflamaciones dolorosas. Ricos en betacarotenos y antocianinas, tienen propiedades antivirales. 
Las hojas secas en decocción son antisépticas y bactericidas; pueden emplearse en enjuagues bucales para la piorrea. También tienen propiedades astringentes: el jugo extraído por presión de las hojas tiernas se usa en loción para tratar hemorroides y el polvo de hojas secas machacadas detiene las hemorragias nasales. Como bactericida y antiinflamatoria se usa una cataplasma de hojas tiernas para curar y desinfectar heridas y quemaduras. La decocción de hojas secas se usa como laxante y purgante. Hervidas en agua se usan para baños de pies.
         
OTROS USOS:

Las flores se guardan secas en bolsitas de ropa y para ambientar la casa, especialmente en habitaciones de enfermos.
La madera del saúco es muy dura; con ella se construyen herramientas agrícolas y también se usa en ebanistería. Parece ser que las varillas que han utilizado tradicionalmente los zahoríes para buscar agua están fabricadas con madera de saúco.
Los frutos se utilizan como tinte natural del cabello.
Las hojas quemadas se han empleado como insecticida, la infusión de las hojas se utilizó como repelente de mosquitos y rociada sobre las plantas, para protegerlas de pulgones y orugas.

CURIOSIDADES:

El nombre común “saúco” procede del griego sambuké que significa flauta, en referencia a un instrumento musical que se fabrica con su madera vaciando el interior de las ramas y dejando un tubo hueco.
El saúco es uno de los árboles con más potencial mágico en la  cultura europea. Desde la antigüedad la utilización del saúco para crear varas con el fin de simbolizar el poder sobre el mundo "invisible" ha sido tradición pagana hasta nuestros días. Según la tradición cristiana, ha sido considerado históricamente como el emblema de la pena y de la muerte. A partir de aquí, son muchas las culturas que han considerado este árbol como maldito y han procurado que sus ciudadanos se alejasen de él. En la tradición teutónica se le relacionaba con la ninfa de los bosques Hyldemoer, que habitaba en sus ramas y no dejaba que lo cortasen al  perseguir a los que lo hacían y encantarlos. En ciertas culturas, como la gitana, existía la creencia de que quemar la madera de saúco era peligroso, y de hecho estaba prohibido. Se decía que el vino que se hacía con las bayas de saúco era el último regalo de la Diosa Tierra y no podía ser bebido por la gente común sino únicamente por los sacerdotes o brujos y se usaba en rituales para la adivinación, ya que posiblemente producía alucinaciones. No respetar las normas de conducta y arrancar ramas de saúco o comer sus frutos traía mala suerte.
Pero las creencias sobre esta especie no son todas negativas, aunque si mágicas. Los serbios se casan llevando una ramita suya, como seña de que la unión será duradera. Los anglosajones recogían sus hojas el último día de abril y las colgaban encima de las puertas para evitar que entrasen las brujas. En el Tirol, si se coloca encima de una tumba una cruz hecha de madera de saúco y florece, el ánima del muerto descansará feliz.




   

viernes, 4 de abril de 2014

DIENTE DE LEÓN (Taraxacum officinale)


CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea vivaz (vive más de dos años), rústica, apenas necesita cuidados. Florece a principios de primavera. Crece en casi todos los climas. Necesita luz, aunque tolera la sombra; las máximas propiedades se obtienen si está bien expuesta a la radiación solar. Acepta cualquier tipo de tierra, aunque prefiere suelos frescos, ricos en humus y algo calcáreos. Riego moderado frecuente; no requiere riegos excesivos, es suficiente con que el suelo esté ligeramente fresco.
Su presencia espontánea indica suelos ricos en nutrientes, sustratos nitrificados.

MULTIPLICACIÓN:

Por semillas o por división de raíces. Siembra de semillas a chorrillo directamente de asiento (junio-julio), en líneas separadas 20-30 cm y aclarando las plantitas a 10-12 cm. También en semilleros, con posterior repicado y transplante, o directamente en recipientes para su trasplante cuando las plantas tengan unos 12 cm de tamaño y el clima sea benigno.
Reproducción por división de raíces en junio-julio, arrancando viejas plantas y eligiendo las mejores raíces, separando con cuchillo las diversas ramificaciones para plantar cada raíz con su brote foliar en la parte superior. Marco de plantación: 10-15 cm entre plantas y unos 30 cm entre líneas.
No son buenas asociaciones con ninguna hortaliza.

RECOLECCIÓN:

Las hojas se van arrancando y consumiendo a medida que se necesitan. Si la planta se corta entera a ras de suelo, vuelve a rebrotar desde las raíces.

PARTES ÚTILES: Toda la planta. Raíz, latex, hojas, tallos y flores.

USOS CULINARIOS:

Sus hojas se consumen de forma habitual en ensaladas o cocinadas como verdura bastante nutritiva, en  forma de sopa e incluso en tortillas.
Las flores tiernas pueden usarse de adorno en ensaladas y también consumirse; como “delicatessen” se rehogan en aceite de oliva y tienen un sabor exquisito. Las más frescas pueden usarse para preparar un pastel o elaborar una mermelada mediante decocción.
Su raíz desecada y tostada se utiliza como sustituto del café, con un sabor parecido y sin cafeína, así como aromatizante de bebidas.
Con las flores frescas también se elabora un vino, llamado “Dandelion wine”, muy extendido en la época victoriana; las flores frescas se maceran con azúcar, uvas pasas, naranjas y limones. El título de la novela El vino del estío (The Dandelion Wine) del escritor norteamericano Ray Bradbury hace referencia precisamente a un vino elaborado a partir de estas flores.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Gran protectora del hígado y también del riñón, evitando la aparición de piedras.
Se utiliza fundamentalmente para trastornos digestivos, como diurético y depurativo, despejando las resacas del alcohol o poniendo fin al estreñimiento (laxante), así como para enfermedades hepatobiliares. También es aperitiva, colagoga (infusión de sus flores), revitalizante y tónica.
Sus principios activos tienen agentes antibacterianos, usándose de forma tópica para limpiar acné, verrugas o espinillas, así como para calmar eczemas o urticarias.
Contiene vitaminas A, B1, B2, C y PP, y minerales como el azufre, calcio, fósforo, hierro, magnesio, manganeso, potasio y sodio.

APERITIVO: Estimula el apetito.
BACTERICIDA: Elimina las bacterias.
COLAGOGO: Favorece la expulsión de bilis retenida en la vesícula biliar.
DEPURATIVO: Purifica el organismo mediante la eliminación de toxinas.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
LAXANTE: Sirve para evitar la evacuación del vientre.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.

CURIOSIDADES:

Además de ser llamada diente de león por la forma dentada de sus hojas, también se le llama "panadero o abuelo" por la bola blanca que forman los vilanos de sus múltiples frutos agrupados en una esfera y sujetos a un largo pedúnculo hasta que están maduros. Es costumbre en ciertas regiones tomar al vuelo una de las semillas y soplarlas diciendo la frase "panadero tráeme buena suerte”.
El nombre popular de "meacamas" hace referencia a una creencia infantil según la cual, si se arrancaba un ramo grande de flores de diente de león, el recolector sufriría de enuresis nocturna. Es posible que este dicho aluda a los conocidos efectos diuréticos y depurativos asociados al consumo de la planta. Este nombre popular también hace referencia al jugo lechoso amargo (látex) presente en el pedúnculo de la flor y también en su raíz, que rezuma abundantemente y que por cierto es muy rico en caucho.
También se le llama “achicoria amarga” por su parecido con otras plantas de uso común, así como “botón de oro” por el color amarillo intenso de sus flores o “lechugilla” por el uso de sus hojas en ensalada.




   

domingo, 10 de enero de 2010

VERBENA (Verbena officinalis)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea plurianual. Crece espontáneamente en baldíos, linderos de caminos, taludes, cunetas, etc. al abrigo del viento. Florece en junio-octubre. Clima templado. Prefiere pleno sol y lugares protegidos del viento. Algo resistente a las heladas, pero conviene protegerlo en invierno. Suelo arenoso, húmedo, bien drenado, calizo, bien abonado con materia orgánica.

MULTIPLICACIÓN:

Por semillas en semillero a fines de marzo. Trasplante a mediados de mayo seguido de riego. No se practica la siembra directa en pleno campo. Germinación irregular (14-28 días).
Por esquejes caulinares de tallo tierno o maduro obtenidos durante el buen tiempo (fines de verano-otoño) y plantados a mediados de mayo.
También por estaquillado de raíces.

RECOLECCIÓN:

Las sumidades florales se recogen a mediados de julio; se pueden ir recogiendo a medida que se abren. Secar rápidamente a la sombra con poca luz (para conservar el color) o en estufa (no más de 35-40 ºC). Tras la desecación la planta pierde rápidamente sus propiedades medicinales, por lo que debe ser consumida enseguida.

PARTES ÚTILES: Sumidades florales y raíz.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Planta amarga y astringente que en infusión o maceración estimula el apetito, la digestión y la secreción de jugos gástricos. Debe tomarse en pequeñas dosis.
Propiedades tónicas y restauradoras, es un excelente estimulante de los intercambios metabólicos internos; actúa contra el agotamiento nervioso y el insomnio, siendo un buen remedio para combatir el estrés y la ansiedad. También alivia las jaquecas relacionadas con la menstruación. Es diurético, expectorante y se utiliza en casos de afecciones renales o hepáticas.
En aplicación externa se usa en gargarismos y para curar las erupciones dérmicas.
Tras la desecación la planta pierde rápidamente sus propiedades medicinales, por lo que debe ser consumida enseguida.

CURIOSIDADES:

Considerada en la antigüedad como una planta mágica, fue usada por los druidas de Gran Bretaña y la Galia. Desde siempre ha estado considerada como medicinal, usada con eficacia contra fiebre y cefaleas. Los soldados romanos llevaban tallos de esta planta en las alforjas para las heridas, y también se ha utilizado para la preparación de filtros amorosos.

GLOSARIO

ASTRINGENTE: Estriñe, retrasa el curso del contenido intestinal y dificulta su evacuación.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.
EXPECTORANTE: Expulsa las secreciones pulmonares por medio de la tos.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.

VALERIANA (Valeriana officinalis)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea rizomatosa, plurianual. Florece de mayo a septiembre. Se adapta bien a casi todos los climas y suelos, aunque prefiere climas templados y de montaña y suelos frescos, ligeros, húmedos, bien drenados y fértiles; en general acepta todos los suelos con tal de que sean húmedos. Le gusta la humedad ambiental, pero hay que evitar su exceso. Pleno sol (si no le falta humedad) o semi-sombra. Resistente a las heladas (hasta – 15 ºC). Necesita muchos cuidados en el vivero o tras su trasplante, procurando que no le falte agua.

MULTIPLICACIÓN:

Siembra en vivero desde el mes de julio, justo después de su recolección, de semillas de plantas con más de dos años. También siembra por semillas en marzo-abril y trasplante hacia mayo-junio.
División de pies o matas sencilla y segura, plantándose directamente desde octubre (en general en otoño).
Por división por estolones en otoño.
Por esquejes en primavera o en octubre.
Por división de rizoma en otoño.

RECOLECCIÓN:

A finales de septiembre u octubre del segundo año, cuando se han desprendido los frutos y la planta está seca. Se lava el rizoma y se limpia de tierra, se corta longitudinalmente por la mitad y se secan extendidas en local ventilado. Conviene utilizar el rizoma recién arrancado.

PARTES ÚTILES: Rizoma.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Múltiples, sobre todo alivia el estrés. Reduce la hiperactividad mental y excitabilidad nerviosa. Sedante y somnífero (combate insomnios por ansiedad o sobreexcitación). Relaja músculos y alivia tensión cuello/hombros. Se usan raíz y rizomas, recolección en otoño, una vez secos se reducen a polvo o se trocean para decocción.

GLOSARIO

SEDANTE: Calma los dolores y la excitación nerviosa.
SOMNÍFERO: Causa sueño.

TOMILLO SALSERO (Thymus zygis)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta perenne, leñosa, erecta o tendida sobre el suelo, muy rústica. Florece en primavera o comienzos de verano (aproximadamente de mayo a julio). Florecillas blancas dispuestas en verticilos. Habita sobre todo tipo de sustrato, desde arenas hasta calizas, siempre que esté bien drenado. Forma parte de tomillares de casi toda la Península Ibérica, conviviendo con otras muchas especies de su género, con las que hibrida fácilmente, dando lugar a formas intermedias.

MULTIPLICACIÓN:

Puede reproducirse por división de mata, por esquejes, por acodos o por semilla.

RECOLECCIÓN:

Se recolecta en primavera o a comienzos de verano, dependiendo fundamentalmente de la altitud. Se seca en manojos para su uso posterior. Se pueden separar las hojillas de los tallos para aplicarlo a los guisos.

PARTES ÚTILES: Los tallos tiernos y floridos y las hojillas.

USOS CULINARIOS:

Es la especie de tomillo usada más frecuentemente para el aliño de aceitunas, junto con otros condimentos. Se usa también para condimentar algunos guisos, especialmente de carne: asados, conejos, etc., así como en guisos de patatas o arroz. En algunas provincias se usa también como hierba aromática para quesos frescos y embutidos.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Como medicinal, la infusión se emplea contra los catarros del pecho y como estomacal (infusión o decocción).

GLOSARIO

ESTOMACAL: Facilita la digestión.

TOMILLO COMÚN (Thymus vulgaris)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta leñosa plurianual, rastrera, muy rústica. Florece desde marzo-abril hasta finales de verano. Sólo le perjudica el exceso de humedad (ambiental y del suelo) y gusta de climas secos y lugares muy soleados. Vive muchos años en el mismo sitio y se la puede ir cortando todo el año (dejarla descansar en invierno). Resiste bien las heladas, se adapta a todo tipo de suelo aunque prefiere los calizos, muy permeables, pedregosos y bien drenados. Sólo necesita riego en la siembra o plantación y en épocas de gran sequía. Puede realizarse una poda después de la floración para controlar su porte y eliminar las ramas más leñosas. En maceta en interior, cerca de una ventana por donde le entre mucha luz.

MULTIPLICACIÓN:

Fácil por semilla, de abril a mayo o incluso después; trasplante desde noviembre hasta abril. División por pies común y rápida. Dividir matas y enterrar hasta la base de las hojas, de noviembre a marzo, riego constante hasta que la planta arraigue. Esquejes: de primavera a otoño, riego constante, enraizado tras dos meses. Acodos: en primavera-verano.

RECOLECCIÓN:

La recogida de hojas y flores frescas se lleva a cabo conforme se van necesitando, pero en otoño e invierno no es recomendable recolectar demasiado ya que los brotes aguantarían mal el frío. Es preferible cortar ramas del centro de la planta, a unos 5 cm por encima del suelo, para sanearla. El mejor tomillo es el que se recoge en primavera (abril-mayo), ya que es cuando hay mayor concentración de aceites esenciales. Las ramas se cuelgan en un lugar ventilado a la sombra, y una vez que están secas, se desmenuzan y se guardan en un recipiente hermético. Las hojas frescas permiten la congelación.

PARTES ÚTILES: Hojas, sumidades floridas y la planta entera.

USOS CULINARIOS:

En cocina se utilizan las hojas y flores frescas en ensaladas, parrilladas de pescado o carnes, pisto, sopas, quesos, verduras, legumbres, salsas de tomate, escabeches, marinados y caldos. Es uno de los componentes del “bouquet garni” francés (ramilletes de hierbas aromáticas que se añaden a guisos y estofados) y de las “hierbas de Provenza”. Conviene utilizarlo con tiento para no enmascarar el sabor del plato. Debido a sus propiedades digestivas, se emplea mucho para aligerar comidas muy pesadas como alubias, salchichas y otros platos similares. Combina bien con cebolla, perejil, ajo y laurel; no mezclar con orégano o mejorana.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Antiséptico, desinfectante, cicatrizante, antioxidante, balsámico y digestivo (empachos, indigestiones y flatulencias).
En infusiones utiliza para infecciones bucofaríngeas, faringitis, bronquitis y tos.
Como anticatarral, es bueno tomarlo mezclado con el jugo de medio limón y una cucharada de miel.
El aceite esencial es estimulante, expectorante, antifúngico y antiséptico, así como también un antibiótico de primer orden, aunque si se quisiera tomar por vía interna habría que darlo muy diluido para evitar irritaciones del sistema digestivo.
Por vía externa se aprovecha su acción antiséptica en el lavado de heridas, úlceras varicosas y otros problemas eruptivos.
El tomillo tiene también propiedades vermífugas, expulsando las lombrices intestinales.

CURIOSIDADES:

Los egipcios lo utilizaron mucho, incluso para el embalsamamiento de las momias. Para los griegos, tener tomillo en casa era símbolo de estatus social elevado. Tanto en la época griega como en la romana, el tomillo se usaba para los ritos y sacrificios religiosos. Los caballeros feudales tenían la costumbre de bordar en sus ropas una rama de tomillo coronada por una abeja; el aguijón de la abeja representaba su fiereza y valor, y el tomillo representaba la compasión, la piedad y la dulzura.

GLOSARIO

ANTIBIÓTICO: Paraliza el desarrollo de ciertos microorganismos patógenos (acción bacteriostática) o causa su muerte (acción bactericida).
ANTIFÚNGICO: Previene infecciones producidas por hongos.
ANTIOXIDANTE: Contribuye a evitar la oxidación de las células.
ANTISÉPTICO: Combate la proliferación de bacterias y otros en los procesos infecciosos.
BALSÁMICO: Causa alivio en heridas, llagas, etc.
CICATRIZANTE: Participa en el cierre de las heridas.
DESINFECTANTE: Elimina la infección destruyendo los gérmenes nocivos o evitando su desarrollo.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.
EXPECTORANTE: Expulsa las secreciones pulmonares por medio de la tos.
VERMÍGUFO: Expulsa o mata las lombrices intestinales.

TOMILLO BLANCO (Thymus mastichina)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta perenne, leñosa, ramosa desde la base, muy rústica. Florece a finales de primavera y principios de verano (aproximadamente de mayo a julio). Inflorescencias globosas, terminales de flores color crema, con largos dientes muy pelosos en el cáliz que le da apariencia plumosa. Vive en zonas secas y soleadas, aunque soporta bien la sombra, prefiriendo los terrenos silíceos, arenosos, sueltos, y también en zonas pedregosas, margas yesíferas o roquedos calizos. Es un endemismo de la Península Ibérica, faltando sólo en Cataluña y en el norte de Levante, aunque es escaso en Galicia y norte peninsular.

MULTIPLICACIÓN:

Puede reproducirse por división de mata, por esquejes, por acodos o por semilla.

RECOLECCIÓN:

Se recolecta sobre todo en primavera. Se seca si es posible a la sombra y se guarda, desmenuzando las hojas o dejándolas entras, en un envase hermético para que no pierda la esencia.

PARTES ÚTILES: Hojas, sumidades floridas y la planta entera.

USOS CULINARIOS:

Se utiliza para aliñar y conservar las aceitunas (aunque para esto se usa más el Thymus zygis), como condimento en distintos guisos, junto con otras hierbas para elaborar ciertos licores, para aliñar caracoles y en la matanza.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Se toma en infusión como digestiva después de comidas pesadas, para resfriados, catarros y otras afecciones del tubo respiratorio, incluso para el acné (en uso interno).
Su contenido en eucaliptol, en ocasiones de hasta un 75 %, hace que a veces dé un aroma a esencia demasiado fuerte. Se ha recogido y también plantado para obtener su aceite esencial, muy cotizado como aceite de tomillo español.